Fra-her

Lo más in en arquitectura y cosmética

Mis trucos para tener una buena piel

Mis trucos para tener una buena piel

Conseguir una piel suave, delicada y limpia es una de las grandes obsesiones de las mujeres. Su apariencia dice mucho de la persona, no solo habla de belleza, también de salud. Si se tiene una piel tersa y suave es sinónimo de una buena calidad de vida en general.

La piel es el órgano más grande del cuerpo humano y para mantenerla saludable hay que seguir una serie de cuidados y trucos. No necesitarás gastar una fortuna en cosméticos ni tratamientos. Con estos simples consejos lograrás una piel radiante.

Mantén una dieta equilibrada

La piel refleja nuestros hábitos alimenticios, las dietas altas en grasas y azúcares generan una piel grasa y apagada. Por lo tanto, si nos alimentamos mal, no podemos esperar que nuestra piel esté tersa y suave. Es necesario llevar una dieta equilibrada baja en grasas, con abundantes frutas y verduras. Éstos contienen vitaminas y minerales necesarios para mantener la piel tersa y suave.

Bebe abundante agua

El cuerpo humano necesita aproximadamente 2 litros de agua al día. El agua ayuda a que el cuerpo funcione mejor y le aporta a la piel una apariencia más fresca.

Realiza actividad física

La actividad física no solo mejora la circulación en todo el cuerpo permitiendo que lleguen más nutrientes a la piel, además libera endorfinas, retrasando el envejecimiento, manteniéndonos jóvenes y saludables. Por lo tanto, la pìel adopta una apariencia más joven. Además el ejercicio tonifica los músculos lo que ayuda a darle forma a la piel.

El truco del hielo

Definitivamente no será el truco más agradable que puedas hacer para mejorar tu piel, pero ten por seguro que funciona y así lo han confirmado los dermatólogos. El frío estimula la microcirculación sanguínea de la piel, obteniendo una piel más luminosa y tonificada. Puedes utilizar un cubito de hielo y pasar por la piel con cuidado de no enrojecerla o, si te animás, una pequeña ducha o baño con agua fría.

Utiliza cremas hidratantes

Al menos una vez al día, aplícate crema hidratante en todo el cuerpo. Estas cremas están diseñadas para hidratar y relajar la piel, devolverle luminosidad, tonificar y suavizar líneas de expresión. Además al aplicarla estamos masajeando la piel lo que favorece la oxigenación del tejido.

Utiliza jabón neutro

Mantener la piel limpia es muy importante para tenerla suave, tersa e hidratada, y nada mejor para hacerlo que utilizando jabón neutro o natural, ya que con él evitamos exponer a la piel a productos que sean muy agresivos, provocando resequedad y pérdida de brillo.

Utiliza exfoliantes

Exfoliar nos sirve para eliminar las células muertas de la superficie de la piel y que pueden estar apagando el color de piel. Además los productos exfoliantes nos ayudan a suavizar las partes más rugosas como rodillas, codos y talones.

Existen numerosos productos exfoliantes en el mercado, aunque puedas hacer el tuyo propio en tu hogar y así ahorrar dinero. Solo tienes que mezclar 6 cucharadas de aceite de coco o de oliva, y una cucharada de sal marina. Finalmente remover hasta que la mezcla quede homogénea.

Toma sol

Exponerse al sol unos minutos al día siempre es sano y nos ayuda a sintetizar mejor la vitamina D, sin mencionar que le da un color dorado a la piel muy atractivo. Sin embargo no debes excederte, puesto que la exposición en horas pico puede ser contraproducente, dañando la piel con quemaduras, manchas o sarpullido.

Si eres amante de tomar sol durante horas, debes utilizar un protector solar con un factor de protección de 15 o más. De esta manera no solo protegerás la piel de los rayos UVB sino que además obtendrás un color luminoso y parejo sin dañar la piel.

Utiliza cosméticos naturales

Para mantener la piel sana debemos utilizar cosméticos lo más naturales posible, libres de parabenos y sulfatos, y que sean veganos. Muchos maquillajes contienen toxinas que obstruyen los poros de la piel, asfixiándola y provocando aparición de puntos negros y acné.

A la hora de limpiar el maquillaje te recomendamos hacerlo con aceite de coco y luego limpiar con agua tibia.