Fra-her

Lo más in en arquitectura

Cómo comprar muebles

Cómo comprar muebles

Cuando nos independizamos o cambiamos de casa, llega un momento muy importante en la vida de cualquier persona: comprar muebles nuevos.
Pero ¿Qué buscar cuando quieres lo mejor por tu dinero? ¿Cómo estirar un presupuesto limitado?

Hace poco he vivido en primera persona lo que supone cambiar de piso. Además de la mudanza, que es un trabajo duro, comprar muebles para la nueva casa lleva tiempo. Y nunca estás seguro de si acertarás con el estilo o la calidad de los muebles.

¿En qué tienda me compro los muebles? ¿Estaré gastando demasiado? ¿Qué tipo de muebles elegir? ¿En qué tienda comprar los muebles?

Todas estas preguntas te invaden cuando llega la hora de amueblar tu nuevo piso.

Estos son algunos de los consejos que proponen los decoradores e interioristas.

Mira la pieza de arriba a abajo y de delante hacia atrás

Vamos a comprar muebles

Por ejemplo, mirar cómo es la parte posterior de una cajonera. Si está rematada con grapas, vete de ahí. Busca las que están bien rematadas.
Se ven grapas en muchos muebles de 800 € en muchas tiendas, así que no hay que asumir que precio es igual a calidad.

Controlar la carpintería es algo muy importante. Tiene que dar signos de que está fuertemente fabricado para que no nos den gato por liebre.

Y en los muebles tapizados, las costuras tienen que estar rectas, no torcidas.

Evita los materiales baratos

Para saber si una plancha de madera es de buena calidad hay que fijarnos en donde se unen dos superficies. Cuanto más grueso sea, mejor. Comprueba también las aletas de la esquina. Asegúrate de que sean limpias y no tengan ninguna superficie rugosa. Golpéalo suavemente, no tiene que sonar hueco o débil.

Observa las tapicerías

Los tapizados con fibras naturales son preferibles a las sintéticas, pero hay piezas que tienen fibras sintéticas de mucha duración. También pueden ser una mezcla entre las dos.

Al tacto debe sentirse robusto, que generalmente significa que es más grueso y resistirá más; y suave, para que no nos irrite la piel. El terciopelo y el tweed son muy resistentes y lucen nuevas por más tiempo.

Si prefieres una fibra sintética, busca la microfibra que tenga el pelo muy fino y es muy suave. El pelo fino no recoge el polvo como los tejidos más gruesos y son durables y versátiles, además de estar disponibles en cualquier color

Busca muebles tapizados que son fáciles de limpiar

Fácil de limpiar no tiene porqué ser de microfibra sintética. Lo ideal es que sea desenfundable. Que los cojines tengan cremalleras para poder lavar la funda fácilmente en la lavadora.

Compra los muebles y luego pinta las paredes, no a la inversa

Esto es un error muy común. La pintura se puede encontrar en un número infinito de colores, pero el sofá que te gusta solo va a estar en dos o tres colores, a menos que sea personalizado.

No descartes los muebles que tienes que montar como de baja calidad

No todos los muebles de montar tu mismo son de mala calidad. De hecho, es una buena manera de ahorrar dinero en piezas de calidad.

Considera muebles acorde a tu edad

Si eres joven, no es el momento de decoración recargada y muebles macizos, o de herencia. Opta por piezas más baratas, más ligeras.