Fra-her

Lo más in en arquitectura

La barbacoa perfecta

La barbacoa perfecta

La época de barbacoas ha llegado, y si tienes la suerte de tener un jardín con piscina, o una terraza, podrás poner una barbacoa e invitar a todos tus amigos para comer y pasar un buen rato.

De alguna manera, los domingos siempre apetece hacer una barbacoa improvisada. Pero para que el evento sea perfecto, debes tener un par de elementos en cuenta.
Te contamos todos los secretos para que todo sea un éxito.

Lo más importante de todo, es una barbacoa adecuada. Una barbacoa en el jardín no sirve de nada si no tienes una parrilla que haga todo el trabajo sucio por ti.
Pero hay tantos modelos y tipos, ¿Cuál elegir?
El tamaño del que dispongas va a determinar el tamaño de la barbacoa que debes comprar.

¿Gas, carbón o eléctrica? Si tienes dudas sobre que tipo de barbacoa comprar, http://diariodeteruel.es/2017/02/10/recomendables-las-barbacoas-electricas/ en este artículo nos explican las ventajas e inconvenientes de las barbacoas eléctricas.

Si quieres una parrilla que caliente rápidamente, que sea fácil de limpiar, y que no requiera tener que comprar combustible, las barbacoas eléctricas son para ti.

Barbacoas eléctricas ¿Merecen la pena?

Los puristas de las barbacoas ven a los modelos eléctricos como un sacrilegio. Pero realmente son mucho más cómodas y fáciles de manejar que las de gas o de carbón.

Si, es cierto que no le aporta ese sabor ahumado a los alimentos que se cocinan en ella, pero tampoco ahuma todo el jardín, ni vas a recibir quejas de los vecinos por la humareda, ni vas a tener que comprar gas o carbón continuamente. Simplemente lo enciendes a la corriente eléctrica y listo.

Si me preguntan que si merece la pena gastar el dinero en una barbacoa eléctrica, sin duda diría que si. Sobre todo para aquellos entusiastas de las barbacoas, que no tienen ni idea de cómo funciona una.

Si, es muy bonito ver cocinar a un experto en barbacoas, pero hacerlo tu mismo es algo completamente diferente. Con una parrilla eléctrica puedes conseguir el mismo resultado, sin apenas esfuerzo.

Requieren apenas unos pocos minutos de calentamiento, y ya están preparadas para poner encima los alimentos. El calor se puede regular a la temperatura que más te convenga, y después solo hay que esperar a que enfríe para desmontarla y limpiarla.

Por el tamaño no te preocupes, pues hay varios tamaños que puedes adquirir, con una o varias parrillas, según lo que tengas que cocinar. Y se puede transportar de un lugar a otro con mucha facilidad.

No lo pienses más y elige una barbacoa eléctrica.